Make your own free website on Tripod.com

El monstruo se observa el alma con insistencia,
como si la tuviera enferma.
Cree haber descubierto en ella algo de pasión.
Y eso le asusta.